image1 image2 image3

SIN ACTITUD DEFENSIVA NO HAY PARAÍSO

El Club Baloncesto Canarias, se vio superado con solvencia por el Morabanc Andorra, gracias, entre otras, al rebote y la intimidación, liderados por; Giorgi Shermadini, Betinho Gomes, y Clark Daniel. Los aurinegros pagaron su falta de puntería, y los excesivos despistes defensivos, consecuencia por la cual fueron a remolque todo el encuentro. 
Sin actitud defensiva no hay paraíso, sin el “mono de trabajo”, está claro, que estamos abocados a situaciones como las del pasado domingo en el Pabellón del Santiago Martín. 
Somos conscientes que nuestro equipo está en periodo de acoplamiento, pero, también es verdad, que así están muchos equipos, y no presenta tantos desajustes. No podemos dar esta imagen de “chicha ni limonada”, el espíritu de siempre de nuestro equipo ha sido aguerrido, combativo y alegre en ataque. 
Aquí todos deben ponerse las pilas, subrayamos TODOS.
¡VAMOS CANARIAS!

Redes Sociales:

CONVERSATION

0 comentarios :

Publicar un comentario

Los datos aquí introducidos, no requiere el consentimiento del usuario, son por voluntad propia. Los mismos, NO SERÁN UTILIZADOS CON NINGÚN FIN COMERCIAL, ni serán cedidos a terceros por el titular de la web (Asociación Peña Frente Los Pollos Amarillos).
No se aceptarán comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes o contrarios a las leyes españolas, incluyendo los que constituyan apología del terrorismo o de la violencia en general, o aquellos que puedan suponer cualquier violación de los derechos de los menores y la infancia.
La Peña Frente los Pollos Amarillos, se reserva el derecho a eliminar todos los comentarios que no se ajusten a estas condiciones. También, podrán eliminarse aquellos comentarios enviados por robots u otros programas informáticos, así como links-enlaces, destinados a desnaturalizar o generar controversia.
No obstante, los comentarios aquí manifestados, no reflejan la opinión del titular del presente portal, sino de los internautas, que son ellos, los únicos responsables de las opiniones vertidas.