image1 image2 image3

LA FALTA DE PUNTERÍA CONDUJO A LA DERROTA DEL C.B. CANARIAS

El C.B. Canarias sucumbió el sábado pasado frente al Cajasol por 81 a 67 en un mal encuentro, donde la aportación de aquellos que pululan habitualmente por el perímetro, fue muy escasa, a esto se le añadió los errores no forzados, y los malos porcentajes de tiro.
Lo positivo, que con esta derrota, “casi…casi” tenemos en la mochila la permanencia un año más en la Liga Endesa. Recordar que La Bruixa D´Or Manresa perdió (91-75) ante el Unicaja, de tal manera que los manresanos, que se encuentra en zona de descenso ocupando la penúltimo puesto, tendría que ganarlo todo, probabilidad escasa, pero no imposible. Los encuentros que le queda por disputar son; Herbalife Gran Canaria, Bilbao Basket, Valencia Basket Club, y contra nosotros en la última jornada.
Confiarnos sería una temeridad, así que nosotros no debemos ni podemos relajarnos y seguir compitiendo.
¡VAMOS CANARIAS!

Foto: ACB

Redes Sociales:

CONVERSATION

0 comentarios :

Publicar un comentario

Los datos aquí introducidos, no requiere el consentimiento del usuario, son por voluntad propia. Los mismos, NO SERÁN UTILIZADOS CON NINGÚN FIN COMERCIAL, ni serán cedidos a terceros por el titular de la web (Asociación Peña Frente Los Pollos Amarillos).
No se aceptarán comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes o contrarios a las leyes españolas, incluyendo los que constituyan apología del terrorismo o de la violencia en general, o aquellos que puedan suponer cualquier violación de los derechos de los menores y la infancia.
La Peña Frente los Pollos Amarillos, se reserva el derecho a eliminar todos los comentarios que no se ajusten a estas condiciones. También, podrán eliminarse aquellos comentarios enviados por robots u otros programas informáticos, así como links-enlaces, destinados a desnaturalizar o generar controversia.
No obstante, los comentarios aquí manifestados, no reflejan la opinión del titular del presente portal, sino de los internautas, que son ellos, los únicos responsables de las opiniones vertidas.