/* Abrir Enlaces externos en otra ventana */
image1 image2 image3 image4

EL CHICO GANÓ Y EL GRANDE PERDIÓ

Foto: ACB.

Ningún equipo en la historia del baloncesto de élite canario ha conseguido vencer al Real Madrid (83-96), en su feudo de la capital de España. Pero es que además se da la circunstancia que llevaba toda la temporada imbatido.
Ha sido un encuentro de “tu a tu”, donde los aurinegros jugaron sin complejos, y por si fuera poco fueron los que marcaron el tempos del encuentro, y que esta vez, si se pudo sentenciar al final.
El Club Baloncesto Canarias saltó al Palacio de los Deportes de Madrid concentrado, hasta el punto que en los primeros minutos el marcador señalaba un ilusionante 2-9, con un Richi Guillén inspiradísimo, dando la confianza suficiente hasta el final del primer cuarto (19-26).
El segundo cuarto, el C.B. Canarias, siguió jugando con autoridad, y sin dejarse amedrentar por quién tenía delante el grande entre los grandes “El Real Madrid”. Poco a poco y con mucho esfuerzo los blancos lograron ponerse por delante en el marcador, y para ello tuvo que pasar 15 minutos, con una canasta del “Chacho”, finalizando el segundo cuarto con 45-40.
Tras el descanso, los aurinegros no dejaron de trabajar en defensa, y se comienza a tener aceptables porcentajes de acierto, tanto en tiros de dos como de tres. Fue Saúl Blanco, el que vuelve a poner el electrónico a nuestro favor (46-47), la magistral defensa y dirección de Carles Bivià, lograba hacer agujeros en la zona del Real Madrid, y como guinda a su intervención fue el triple final que dejaba las espadas en alto y los aficionados que pudimos presenciar el encuentro a través de Orange, no dábamos crédito a lo que estábamos viendo (62-65).
¡Y llegó el último cuarto! Donde la expulsión del entrenador del Real Madrid, Pablo Laso, por doble técnica, nos daba un pequeño colchón, pero también es verdad, que anteriormente, nos habían señalado, en una misma jugada, una falta más una intencionada. Tras este preciso momento, y gracias a otro triple de Carles Bivià, que estuvo realmente espectacular, junto a Jesús Chagoyen y Richi Guillén, teníamos "al grande"; al Real Madrid tocando la arena del terrero.  
El encuentro estaba en manos del Canarias, los madridistas intentaron reducir la diferencia, teniendo como estiletes a Carroll y Sergio Rodríguez, pero para cada canasta de ellos, los aurinegros tenían su réplica.
Y llegó el momento mágico, donde el CB Canarias consiguió aguantar la presión para mantenerse en el encuentro y pasar a los anales de la historia, DONDE EL CHICO GANÓ Y EL GRANDE PERDIÓ (83-96).
FELICIDADES EQUIPO
FELICIDADES AFICIÓN
¡VAMOS CANARIAS!

Redes Sociales:

CONVERSACIÓN