image1 image2 image3 image4

LOS AURINEGROS LE AGUANTARON LA MIRADA AL REAL MADRID

El Queen Mary de la ACB, intentó pasar como un vendaval en el Pabellón Santiago Martín, prueba de ello fueron los 21 puntos que nos endosaron. No importó, porque estos valientes, miraron fijamente a los ojos a su contrario, aguantaron la mirada y se pudo reducir esa desventaja y colocarnos a tan solo 6 puntos. 
A pesar de ser la sexta derrota consecutiva, alejándonos de la zona de play off. Hay que significar, que entre la efectividad desde la línea de 6,75 del Real Madrid y los despropósitos, del ínclito arbitro Daniel Hierrezuelo, cualquier ilusión de superar al equipo blanco era frustrada. 
No obstante, el equipo aurinegro, que ha puesto su mirada en la Basketball Champions League, finalizó el encuentro, con ilusiones por parte del aficionado y de los jugadores, de cara al encuentro del próximo miércoles 3 abril, a las 19:30 hc. ante el HAPOEL JERUSALEM.
¡VAMOS CANARIAS!

Redes Sociales:

CONVERSACIÓN

0 comentarios :

Publicar un comentario

Los datos aquí introducidos, no requiere el consentimiento del usuario, son por voluntad propia. Los mismos, NO SERÁN UTILIZADOS CON NINGÚN FIN COMERCIAL, ni serán cedidos a terceros por el titular de la web (Asociación Peña Frente Los Pollos Amarillos).
No se aceptarán comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes o contrarios a las leyes españolas, incluyendo los que constituyan apología del terrorismo o de la violencia en general, o aquellos que puedan suponer cualquier violación de los derechos de los menores y la infancia.
La Peña Frente los Pollos Amarillos, se reserva el derecho a eliminar todos los comentarios que no se ajusten a estas condiciones. También, podrán eliminarse aquellos comentarios enviados por robots u otros programas informáticos, así como links-enlaces, destinados a desnaturalizar o generar controversia.
No obstante, los comentarios aquí manifestados, no reflejan la opinión del titular del presente portal, sino de los internautas, que son ellos, los únicos responsables de las opiniones vertidas.