image1 image2 image3 image4

LA PRIMERA VICTORIA DEL IBEROSTAR TENERIFE EN NUESTRO DOMICILIO

Como ABEJAS OBRERAS los aurinegros consiguieron la primera victoria en casa. El esfuerzo colectivo fue la clave, y prueba de ello, que cuatro de los nuestros superaron la decena de puntos.
“El Iberostar Tenerife festejó este sábado noche su primera alegría como local de la temporada con un triunfo a pico y pala ante un buen Monbus Obradoiro (90-78). El grupo de Txus Vidorreta acabó imponiendo la fortaleza de su bloque (seis jugadores en dobles dígitos de valoración) ante un rival, el gallego, que plantó cara durante 35 minutos largos para luego ceder en el epílogo.
Ganada un partido más la batalla del rebote (35 rechaces para 25 del rival), el conjunto tinerfeño redujo considerablemente el caudal ofensivo del Obra desde la larga distancia y maduró el partido con inteligencia.
Los canaristas tuvieron la paciencia suficiente para mantenerse siempre firmes y asestaron el golpe definitivo en los últimos cinco minutos, tirando de recursos (Dani Díez fue clave al cuatro), oficio (Marce dirigió con sabiduría a los suyos) e intensidad (todo el grupo dio un paso al frente atrás).
Hasta ahí el partido nació y creció entre amagos de ruptura por parte de los anfitriones, mientras los visitantes intentaban hacer valer sus virtudes, hoy bien maniatadas por los locales, especialmente en el perímetro donde Sasu Salin y Álex López hicieron un buen trabajo sobre Fletcher Magee y Kostas Vasileiadis (0/4 en triples).
No fue fácil, pese a que el Canarias intentó abrir brecha desde el primer cuarto (13-8, 18-13) y su supuesta segunda unidad marcó territorio a partir de la verticalidad de Iffe Lundberg o la calidad de Kyle Singler. El Monbus trató de ampararse en la envergadura de Kravic y en el buen hacer de Brodziansky, pero el Iberostar Tenerife enfiló el descanso encadenando varios méritos para irse diez arriba a la pausa (44-34).
Tras el paso por vestuarios, Moncho Fernández apostó por más centímetros aún. Siete puntos casi consecutivos de Czerapowicz, primero; y dos triples seguidos de Álvaro Muñoz, después, devolvieron el partido al alambre (55-55); ante un Canarias que volvía a fiar sus opciones ofensivas a la calidad interior de Gio Shermadini.
Con el duelo otra vez parejo, irrumpió la clase de Marcelinho Huertas para anotar varias canastas importantes y para mover el balón con criterio. Los aurinegros, que habían cerrado ya a esas alturas el grifo de las pérdidas (diez al descanso y solo cuatro tras el receso), dieron un paso al frente atrás. Con Dani Díez brillando al cuatro y Fran Guerra imponiendo su ley bajo tablero, los tinerfeños firmaron sus mejores minutos de la noche para allanar de manera definitiva un triunfo de lo más trabajado, el primero como anfitrión del curso y el segundo de la temporada en cuatro partidos.”
Web oficial CB Canarias
¡VAMOS CANARIAS!

Redes Sociales:

CONVERSACIÓN